¿Cómo nace Health for VIPs?

Un poco de historia... En el año 2000 nació mi primer hijo, con problemas muy importantes de salud (parálisis cerebral) congénitos y derivados de negligencias médicas. Entonces sólo conocía la medicina alópata. Los médicos nos dijeron que no podían hacer más por él y que sería un vegetal. Incluso nos propusieron entregarlo a servicios que los mantienen vivos para que los padres no deban preocuparse de nada y, si lo desean, lo visitan y sino, no.

Evidentemente, como padres, no nos conformamos con esta solución y empezamos a probar terapias alternativas, aleatoriamente. Llegamos a realizar más de 140 

tratamientos en distintos paises. De ellos, solo unos pocos realmente le ayudaron.

En busca de la efectividad

Lo primero que aprendí fué que los terapeutas daban citas para dentro de 2 semanas o un mes porqué si plantearan visitas diarias, los pacientes abandonarían el tratamiento por no poder costearlo pero la mayor efectividad se daba cuando se realizaba con la máxima asiduidad posible y con la "potencia" adecuada a esa frecuencia. Sólo hay que ver cuando ellos mismos se tratan o tratan a sus hijos, si lo hacen cada día o una vez al mes.

Lo segundo fué que programaban visitas de 30 minutos o 1 hora para poder agendar más pacientes sin tenerles que incrementar el precio. No obstante, cuando ellos se tratan están el tiempo que necesitan que, normalmente, es mucho más.

Y el tercer punto, que el paciente puede necesitar asistencia a cualquier hora de cualquier día y no suelen haber servicios de urgencias en terapias alternativas.

Buscando la viabilidad

Al ver que no solo era necesario ir a los terapeutas sinó conocer también las terapias más efectivas, me propuse estudiar las más efectivas para entender en que se basaban y qué era lo que mejor funcionaba en cada una de ellas para escoger, selectivamente, las más adecuadas en cada fase de un tratamiento.

 

A partir de aquí me dí cuenta que mi hijo no podía depender de si el terapeuta podía visitarlo o no, por lejanía y no podíamos estar viajando contínuamente ya que, además, había que alternar terapias en días consecutivos o realizarlas simultáneamente ejecutadas por terapeutas que vivían a miles de km. de distancia.

1/3

La idea

Desde pequeño me ha fascinado la biología y la salud, tanto que, con 12 años, ya disponía de un laboratorio de microbiología con microscopio fotográfico. En 1985, creé una empresa de ingeniería audiovisual y una escuela audiovisual (premiada como a 1 de los 25 proyectos más innovadores en todos los ámbitos por el Departamento de Industria) que, más adelante, una universidad nos propuso y aceptamos vincularnos a ella para certificar nuestros estudios como másters y, por último, un Centro de Medicinas Alternativas (También premiado como Proyecto Innovador). 

Mi fascinación por la salud, la comunicación audiovisual y la mecánica cuántica, tras años de estudio, me permitió aprender cómo realizar terapias a distancia por lo que mi próximo paso fué conseguir que un terapeuta tratara a mi hijo, canalizado a través de mi.

Una vez realizado, me dí cuenta que la cantidad de energía que podía proporcionar un solo terapeuta, muchas veces era insuficiente para tratar determinadas dolencias, por lo que creé un equipo con profesionales altamente especializados, localizados en varios paises, sincronizados energéticamente entre ellos y proyectados hasta mi y, de mi, al paciente.

El resultado

Desde 2015, hemos realizado miles de tratamientos con distintos niveles energéticos y podemos constatar que el tratamiento funciona y que es totalmente inocuo. Hemos dejado atrás, cáncer, artritis reumatoide, piel de elefante, esquizofrenia, alergias, infertilidad, etc.

El único problema: Que a nuestros pacientes les era imposible mantener, durante el tiempo necesario, tratamientos tan costosos.

Un servicio VIP

Lo más importante que aprendí de este proceso fue que la salud es una responsabilidad de cada uno de nosotros y que la verdadera medicina consiste en prevenir para no enfermar, no en intentar curarnos cuando estamos enfermos. De ahí la idea de tratarnos diariamente independientemente de nuestro estado de salud.

Ello me llevó a crear un servicio adaptado específicamente a personas que puedan permitirse este tratamiento, debido al alto coste que supone. A esas personas (A los que llamo VIPs por su importancia en el proyecto), además, su agenda no les permite pasar 2 horas al día, como mínimo, en un centro terapéutico.

El proyecto de Health for VIPs

Nuestro propósito es crear una fundación con un hospital donde se investigue cómo potenciar los tratamientos y donde se pueda tratar gratuitamente a las personas con enfermedades graves (prioritariamente niños) que no disponen de recursos económicos para costearlos.

Por ello, los sponsors del proyecto son nuestros clientes que, una vez probada la efectividad del tratamiento, decidan realizar donaciones para destinarlas a la creación de este hospital y a investigar para potenciar su propio tratamiento, el cual irá recibiendo los informes de todo el proceso de investigación.

1/3

¿Tiene dudas al respecto?

¿Quiere unirse a este grupo de personas (incluso médicos) que se tratan con nuestra terapia: a distancia, más efectiva, no invasiva y sin efectos secundarios nocivos? Le invito a que la compare con su tratamiento actual.

Si esta propuesta le parece difícil de creer, le invito a que pruebe el plan DEMO para que pueda comprobar que funciona, en usted, particularmente.

Le deseo mucha suerte en la selección de su método para conseguir y mantener su salud ya que, al final, lo que da sentido al hecho de estar vivos es nuestra calidad de vida.

 

Miquel.

- Director de Health for VIPs - 

(+34) 666.544.444 (Spanish)
clients@healthforvips.com

ATENCIÓN Información:

de lunes a sábado

de 9:15 a 21:00 horas.

ATENCIÓN Clientes:

de lunes a domingo

24 horas, 365 dias al año.